jueves, octubre 02, 2008

desde afuera, hacia adentro




el aire pesado va y viene
siento que mi pieza esta viciada,
a penas reconozco la pesadez de mis extremidades.

el tiempo camina examinando,
mis ojos con el tiempo estornudan.

todo lo cotidiano se presenta;
el televisor se prende, el celular suena,
una voz oxigenada reproduce,
el conducto del cielo crece y se abre.

Las nubes oscilan entre la luz gris y un sol naciente,
mis comusuras han dejado de titilar por desenfreno.

a dónde he de encontrar el depósito de mi armonía?

Las ansias están esparcidas por cada silencio de mi cuerpo,
a dónde esta el distractor?
por qué razón no vuelvo?

Estoy tirada en mi cuarto. Sediente, apagada,
llena de notas sueltas.
Mi cama se parece al escritorio de un loco.

El encierro ya no me tortura,
es el acceso ilimitado a la ensoñación
lo que comienza a consumirme.








cap7. Rayuela.


"... Y si nos mordemos, el dolor es dulce y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella.

-


a ti te necesito,
ahora: reclamo.
.

22 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Una buena sorpresa encontrar este espacio tan especial.
Tanta sinceridad vertida en poemas y sensaciones a flor de piel.
Un abrazo

digler dijo...

a veces nos sentimos atrapados aun con las puertas abiertas a la inmensa ciudad.

supongo que muchas veces es inevitable cuando alguien te hace falta

Amorexia. dijo...

Tedio, maravilloso, cotidiano, que nos saca de la rutina.

Saludos desde mi extraño país.

JGG dijo...

Sin mas, plas, plas, plas, plas.

Belén dijo...

Encontrarás los sitios para poder restablecerte guapa, ya lo verás :)

Besicos

Anónimo dijo...

¿a quién necesitas?

Palmoba dijo...

Matilde me has dejado muerta con este post!!

que fuerza tiene, como trasmite, si querias plasmar un sentimiento conseguiste un entrejido entero!!

Aplausos!!

Milagros Sánchez dijo...

Nada mejor que inspirar tu entrada en esta transcendental novela de Julio Cortázar: Rayuela.
Es así como tu texto resulta el mejor epílogo, consigues traspasar desde afuera hacia dentro afinando las delicadas cuerdas del sentimiento.
Besos multicolores y buen finde!

A. Daniela dijo...

Matilde, tus palabras me hicieron pensar en tantas cosas, llegaron a mi alma, las leí una y otra vez, quedando siempre maravillada con ellas.

Un abrazo y un beso a la distancia.

TOROSALVAJE dijo...

Te leo y pienso que soy egoísta porque todo eso que escribes, eso que sientes, eso que te consume, a mí al leerlo me hace volar y soñar.

Besos.

Sensai dijo...

Precioso poema, que acompaña de maravilla con ese pedazo de Rayuela.

Un cálido abrazo.

KALISTA dijo...

Gracias por tu visita a mi blog reina, esos poquitos versos de Neruda los elegí para ponerlos donde esta mi foto porque me enamoraron hace muchos años cuando los leí por primera vez...
Leer a Neruda es enamorarse en cada verso...así lo leamos mil veces...
Te dejo mi abrazo por aquí andaré entre tus letras...

doble visión dijo...

Mati... que lindo leerte e intuir tu alma como un torbellino que todo lo puede... Excelente la asociación al párrafo de Rayuela...

beso
marcelo

Bohemia dijo...

desde afuera hacia dentro, adentro, adentro...muy profundo y hermoso...

BSS

KALISTA dijo...

pasé un instante a dejarte mi deseo de un buen comienzo desemana, mucha pila como decimos por aquí... y un abrazo...

IGNACIO dijo...

Que nunca te consuma la ensoñación es el paso previo al despertar, quizás más brillante Mati, las notas sueltas las irá componiendo el tiempo, imperceptible, casi sin darte cuenta.

Eres grande, besos para tí.

Melima dijo...

me encanto la poesia dulzura

del final me surge una duda, estas leyendo a castaneda???

te mando besitos a colores y un abrazo grande :D

Yumi dijo...

whatever..

BETTINA PERRONI dijo...

¿Quien dijo que no podría tomarse el sol con los dedos?, más allá de taparlo... todo lo que acontece en la intimidad de tu cuarto, tus pensamientos y tu... mi querida Mati... desde que llego a Matrix se experimenta una especie de "Dejá vu"...

Tu ahí dentro pero con un alma que galopa... mira nada más... todas evocamos las palabras del Señor Cortazar... bendito sea el Capítulo 7!

para=inthi.... dijo...

le recuerdo que el mío no utiliza seudónimo, es público. Creo que ya lo hemos conversado.

Andre@ dijo...

Suspiro...

Me encanto...

Cecitei dijo...

Me agrada eso de "el encierro ya no me tortura" porque en si, más allá de el encierro físico (aunque también), hay en ocasiones momentos en los que nos damos cuenta que nos hemos adaptado a cierta situación que anteriormente hubiera sido impensable...

Un beso.