domingo, noviembre 01, 2009

el amor diario























Aunque suene increíble es cierto, nada es coincidencia, ni siquiera que yo esté escribiendo un día 02 de noviembre a las 4.56am.

Honestamente el mes se me pasó de un soplido. Qué lindo es que ocurra aunque me pone de un humor extraño ...
Es como el clima, últimamente es sofocante. Me preocupa, tanto o más que yo.
Quiero retomar las cosas que hacía, y no se trata de que ya no las haga, muy por el contrario, esta semana me sentí francamente dichosa, me resultó todo como quise, fue maravilloso. Lo único es que basta con que me acueste un día tarde para necesitar más horas de sueño o menos, y mi fisiología se mezcla con el medio. He tenido demasiado contacto con la celeridad de las cosas, con los humores cambiantes de la gente y el mío. Me confundo cuando no sé si estamos en primavera o lo que florece es el cambio climático que se torna de colores y se muere a la hora siguiente...

Es caótico, siento calor, ahora mismo me desperté y quisiera volver a la cama. He soñado con cosas tan extrañas, me despierto medio sudando, medio dormida, con la hora partida en la cabeza y el corazón saltando. Qué es lo que me ocurre?
El desapego lo siento, hoy en particular lo experimenté, como si nada me importara, ni los tauros, ni las familias, ni los amigos, ni el qué dirán ...
y si me voy ahora? <<<
.
.
.
recuerdo haber estado un día de madrugada sentada en la micro diciéndome que tengo que regar a diario mi corazón, casi llorando me lo repetía. Las personas sentadas ... las experimenté, una a una y a la vez. Qué es lo que me ocurre?
.
.
.

"...no soy el cuerpo,
no soy la mente..."

.
vuelvo a recordar quién soy.

8 comentarios:

Yuki dijo...

Es muy difícil recordar quien somos, eternamente en busca de nuestro yo, lo que está más allá del cuerpo y de la tierra. Lo que nos llama en la noche, cuando nadie puede vernos.
Seguimos buscando, tropezando y levantandonos otra vez, enamorados de esta luz misteriosa que nos fascina y a la que queremos dar un nombre: nuestra identidad perdida en el Tiempo. Nuestro destino.

La Maga dijo...

Mientras lo averiguamos, el cuerpo tiene que tener reposo. Levantarse a las dos de la mañana para escribir lo que otros leerán más tarde es, pienso, cargarse de ansiedad y agregar más cansancio a una mente inquieta.

Mientras nos desapegamos, descansemos.

((Un beso))

Tama dijo...

el desapego es apego en sí, como volar entonces?

no tengo respuesta, solo mi presente ausencia en tú soledad...

amiga, te adoro infinitamente

vico dijo...

Leyendote me doy cuenta que hace demaciado tiempo que perdí mi brújula espiritual. Es más a veces creo que ni siquiera tengo espíritu! Absolutamente apegada a la rutina ni siquiera me detengo a pensar en estas cosas...debería gritar Help!

Hyku dijo...

Nunca olvides quien fuiste y de donde llegaste...

Besos predestinados

-->bel<-- dijo...

huii bueniiisiiim0o0o0
qe re andezzz
besiito0zzzz
desde yaa te sig0o0
visita el mio0

Darilea dijo...

No olvides jamás quién eres y nunca te veras perdida.
Besos.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.