sábado, julio 03, 2010

después de la poesía


Que será esto de la edad, que con el tiempo al parecer nos ponemos a mirar a las más bajitas, a las que recién comienzan a pretender tener alas, que miran a lo lejos y no saben de los tridentes ni las espadas que enfrentarán o que pertenecen a esa generación que ya dejó de tomarse el tiempo o la leche para comenzar el día. Qué será esto de los gustos radicales, que de un escorpión florecen los tauros, tauros por montones, que con el corazón engrandecido te miran a través de sus pestañas guiñándote algo más profundo que un ojo aparentemente cristalino. La mente de inmediato comienza a cavilar, y te dice “no, no con esos signos, ni con ella que es pequeñita, no volvamos a lo mismo, para qué?” pero sabes en el fondo que es el corazón, no la razón, ni el olvido o la nostalgia pulsátil, es su esencia lo que te sofoca las entrañas y te pide que vayas y le sonrías, porque qué tiene de malo esbozar un algo que se parece a una sonrisa, total no pasa nada. A pesar de saber que pasa de todo después de esa mirada.
.
.
La ves alejarse quizás, la observas otro poco, ella te da la espalda sin saber que la contemplas entre medio de tanto libro y quisieras confrontarla, preguntarle su nombre – aunque ya lo sabes - o agradecerle por algo, cantarle una canción a sus manos pudorosas, a sus gestos nerviosos, a su voz acelerada, a su corazón estallando.
.
No, no pasa nada con los tauros, ni con los escorpiones (…), yo solo toco mi guitarra, la miro, le digo al oído Matilde te amo y la abrazo como si fuera lo último y lo primero, como si ya no cupiera en mí tanto acorde salpicón y luego de eso, luego de tanta melancolía me entretengo pintando mandalas.

.
.
.

C.



3 comentarios:

Maya dijo...

hay una cosa que me encanta decir "si las miradas mataran, estarían todos muertos"
y no son los signos, es la vida :)
besitos

MentesSueltas dijo...

Hola Matilde, enigmaticas letras... me encanta que pintes mandalas.

Te abrazo con el cariño de siempre.
MentesSueltas

இலை Bohemia இலை dijo...

Este escrito es bellísimo, me suena a momento complice entre la que escribe y sus lectores...me gustó mucho!

Bss